AMOR, arte, Blog, CINE, FILOSOFIA

El Sueño del Cineasta

Son muchos los caminos que nos llevan a tantos hacia el mismo destino: Dirigir Cine.

Algunos lo hacen por tradición familiar, otros por negocio, otros por moda…y otros, por un sueño.

Este sueño suele llegarnos de pequeños. Desde que contamos historias a nuestros padres y amigos, desde que tomamos una cámara cutre -o simplemente la imaginamos- y comenzamos a contar una historia, concebida en nuestra ingenua mente.

Llega a suceder que no sabíamos que existía el oficio de Dirigir cine. Y que en alguna exposición escolar en primaria, sobre lo que queremos ser de grandes, vemos que un compañerito lleva una exposición sobre ser Director de Cine. “Eso existe?” Entonces vemos nuestra exposición de fósil de dinosaurio….y sabemos que eso no es lo que queremos hacer.

El sueñodelcineasta

Queremos contar historias.

Podemos convertir el instante más trivial y común de una vida, en una obra de arte. Con el plano ideal, una edición de color y una música ad-hoc….y pam! Un goce a los sentidos.

Sí, hacemos magia. Primero, convertimos una idea abstracta de nuestra mente a un guión de papel de 90 páginas. Después, el papel se transforma en imágenes en movimiento. Y por último -y con mucha suerte y trabajo- esta serie de imágenes, se vuelven dinero.

A veces, tenemos tantas ideas que llenamos libretas de garabatos y de palabras con esperanzas. De cada instante, nos surgen nuevas ideas para un corto, para un largo, para un cine minuto. Y oh! Qué alegría cuando les contamos nuestras ideas a nuestros amigos y las disfrutan! Porque todos amamos las historias.

Porque hemos visto cientos de películas. Visto de verdad. De cuando nos sumergimos en la historia, se devoran la imágenes, amamos y odiamos a los personajes, Cuando SENTIMOS. Y más aún, cuando soñamos con el día en que hagamos una película así, que haga sentir a las personas.

Como la cueva de Platón, nosotros creamos las sombras en la caverna. En los minutos que dura nuestra película, le decimos a la audiencia QUÉ ver. Qué sentir. Los invitamos a pasar un rato en nuestro mundo, con nuestros personajes y nuestros propios demonios.

Pero no es fácil.

No todos llegan lejos. Y peor, no muchos logran que su película sea vista (lo peor que le puede pasar a un cineasta).

No es mala suerte. No es un complot.

Hay dos caminos del fracaso. Si siguen el primero, es porque no tienen el sueño. No los lleva de la mano la misma inspiración que llevó a Tartini a escribir la “Sonata del Diablo”. A ellos los lleva la ambición. Son los que se dedican a un negocio sin alma. Porque el cine es negocio, pero un negocio de ARTE. Secuelas, remakes, spin offs, precuelas y sagas…¿Son hijas del arte? La mayoría no.

Sin embargo, el otro camino no lleva lejos tampoco si se trata de sólo un sueño.


Hay que convertir al sueño en realidad!

Este fue mi Día 4 del Reto de Blog “El trabajo de tus sueños”.  Por supuesto que el Cine es mi vida y profesión ❤

Gracias a todos por leer el blog y por todo su apoyo!! También por su presencia en el Instagram y Facebook!

Por cierto, hablando de Cine…Pueden checar por curiosidad mi sección de CINE en este blog: Mis Películas . Con mis cortos y Reel hasta ahora 🙂

Pueden seguir a la Kartoffel Viajera en las redes sociales!:

Dankeschön! ❤

heart like polaroid tweet

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s